top of page

La voluntad, las obras y los métodos de DIOS

Actualizado: 21 abr 2023


Sabah ul kheyr (صباح الخير) amado (a). Muchas veces, confundimos la voluntad de DIOS con sus obras y métodos. DIOS "quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad (1Timoteo 2:4)". La palabra "Verdad" en este versículo procedo de "Aletheia" (strong #225, griego), que se define como "lo que es verdadero sea cual sea la consideración", e incluso la temporada. Es la misma palabra que usó JESÚS cuando dijo "conoceréis la verdad y la verdad os libertará. " (Juan 8:32).


El apóstol Pablo dijo a los efesios "Porque somos hechura suya, criados en CRISTO JESÚS para buenas obras, las cuales DIOS preparó para que anduviésemos en ellas." (Efesios 2:10). Son estas "buenas obras" las que constituyen nuestro destino. Aunque tengamos la misma misión, no siempre tendremos la misma visión. DIOS no actuará conmigo exactamente como lo hará contigo. El Apóstol Pedro llevaba la carga de los judíos, mientras que el Apóstol Pablo llevaba la de los paganos. De hecho, quiero decir que:

  • DIOS separa, pero nunca divide;

  • Está en la unidad, pero no en la unión;

  • Quiere que seamos autónomos, pero no independientes;

  • Él creó diferencias para que fuésemos complementarios. De verdad, si fuéramos fotocopias unos de otros, no podríamos ni edificarnos ni apoyarnos. Tendríamos las mismas limitaciones y el diablo sólo tendría que descubrir nuestro punto débil para derribarnos a todos.


Cuando entiendes eso, dejas de intentar hacerte fotocopias de otros. Rezas para desempeñar tu papel, en tu tiempo y tu área. Rezas también para que le pase lo mismo a tu prójimo.


Los evangelistas dirían que no evangelizamos bastante. Los pastores dirían que no cuidamos bien de las almas, los doctores dirían que no meditamos, que estamos mal enseñados. Los profetas dirían que rezamos mal, que nos falta el discernimiento, los intercesores dirían que somos egoístas, los políticos nos reprocharían nuestro encerramiento en iglesias, los economistas y empresarios dirían que somos perezosos, y los médicos... En resumen, cada uno tendría razones para quejarse. Sin embargo, cuando se acabe el viaje en la tierra, será DIOS quien hablará. Compareceremos individualmente ante el tribunal de DIOS. Por lo tanto, en vez de actuar por culpa, es mejor preguntar a DIOS lo que espera de ti en esta temporada y comprometerte, en consecuencia. No se trata, de ninguna manera, de quedarse tranquilo, ni de holgazanear, ni de procrastinar con el pretexto de "buscar su cara", tampoco se trata de llevar una vida desequilibrada con el pretexto de concentrarse. Se trata más bien de asegurarse de que sus prioridades estén bien ordenadas. No reprochemos a los demás por no hacer lo que DIOS nos llama a hacer, o lo que nos pide hacer. ¿Cómo sería una sociedad donde los cocineros reprocharan a los cirujanos que no estuvieran en la cocina? Percibamos nuestras diferencias como fuerzas y avancemos simplemente.



Para ir más allá (lista no exhaustiva)

- El tribunal de CRISTO, Daniel Kolenda

- ¿Estás abrumado? , Joyce Meyer

- La serie de prioridades divinas, Mohammed Y. Sanogo

- Maximizing your potential, by Dr Myles Munroe

- Destiny: Step into Your Purpose (book), by T.D. Jakes





Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page